La Audiencia Nacional ordena investigar las pitadas de la final de la Copa del Rey

Como se recordará,  el cada día más célebre  Sindicato Manos Limpias interpuso querella criminal por la pitada al himno de España producida durante la Final de la Copa del Rey celebrada en el el Nou Camp en fecha 30 de mayo de 2015.

Tras la inhibición de un Juzgado de Instrucción de Barcelona a favor de la Audiencia Nacional, el Juzgado Central de Instrucción 4 decretó el archivo mediante Auto de fecha 18 de febrero de 2016 por entender que los hechos no eran constitutivos de delito.

Tanto el Ministerio Fiscal, como la querellante Manos Limpias y la acusación popular constituida por el partido político Vox recurrieron en apelación dicha decisión de archivo.

En fecha 21 de abril, la Sección Tercera de la Sala Penal de la Audiencia Nacional ha revocado la previa decisión de archivo, ordenando que se proceda a investigar los hechos, por entender que pudieran ser constitutivos de un delito del art. 543 del Código Penal (“De los ultrajes a España”), castigado con pena de multa de siete a doce meses.

Resulta especialmente destacable el Razonamiento Jurídico Segundo que, textualmente, dice:

“Sin embargo este Tribunal entiende que no es así considerando que el ambiente institucional respecto a la independencia de Cataluña en el año 2009, es muy diferente al de 2015. Basta ver como hecho notorio, los acontecimientos y sobre todo las decisiones políticas de los órganos de Gobierno de Cataluña que se han adoptado en los últimos dos años en orden a conseguir la independencia de Cataluña respecto a España.

Es por ello que aun cuando sobre el deseo de independencia de una parte de la comunidad de Cataluña de España nada pueda decirse; lo que no puede compartirse es la vejación a los símbolos de la nación española, como es su himno, y al Jefe del Estado, de una manera planificada como ha sucedido en el caso presente, tal y como bien pone de releve el recurso de apelación del Ministerio Fiscal, aprovechando una ocasión en la que publicidad a través de los medios de comunicación que secundaron el evento deportivo era evidente que potenciaba el deseo de menospreciar a España tanto en el ámbito nacional como internacional, lo que conlleva una situación desproporcionada que excede de una mera situación desagradable. Por consiguiente, es un hecho dicha planificación, que deberá ser investigado, junto con la circunstancia de que a la entrada del evento deportivo se repartieron silbatos entre los asistentes para magnificar el acto lesivo, pues tal circunstancia redundaría en una voluntad coordinada hacía el menosprecio a los símbolos de España”. 

Dichos argumentos se complementan con los efectuados en el posterior razonamiento Jurídico Cuarto en los siguientes términos:

 

“En cuanto a que la libertad de expresión que es el derecho en el que se ampara en definitiva la resolución recurrida en apelación, para acoger lo dicho en las resoluciones judiciales de 2009; es un derecho que tiene sus límites como todo derecho, y así lo ha reconocido el T.E.D.H. en su interpretación del art. 10.2 del C.E.D.H., como por ejemplo en la protección que se dispensa al honor, o a las ideas y creencias de los demás. Por ello conforme indica el Ministerio Fiscal en su recurso, deben determinarse si los actos ejecutados con una desproporción no justificada para la defensa de las ideas propias, obedecieron a un plan determinado y premeditado para ofender y despreciar al Jefe del Estado y al himno nacional español; para realizar un examen particularizado, al no resultar como recoge el T.C., admisible el insulto, o calificaciones claramente difamatorias (S.S. T.C. 204/2001 del 15 de octubre 20/2002 de 28 de enero; o STC 181/2006, STC 9/2007); en nuestro caso actuaciones vejatorias”.

Sin perjuicio de la discutible relevancia penal de los hechos, razonamientos como los transcritos, lejos de contribuir a serenar los ánimos en tan sensible tema, pueden suponer una innecesaria escalada de tensiones que, a buen seguro, hubieran podido y debido evitarse.

Acompaño texto íntegro de la resolución comentada.

STS 25-11-15AAN 21.04.16 ordenando investigar pitadas Copa Rey