Insuficiencia de masa: el concurso del concurso

Interesante Sentencia de la Sala Primera del TS (Ponente Sancho Gargallo) sobre las consecuencias de la insuficiencia de masa. El orden de prelación del art. 176 bis 2 LC se aplica a todos los CCM pendientes y no sólo a los posteriores a la comunicación. La consecuncia de la previa alteración del orden de vencimientos no es otra que, en su caso, la responsabilidad del Administrador Concursal.

Aunque la doctrina no es nueva, sino reiteración de otras anteriores, la Sentencia, de fecha 11 de marzo de 2015, resulta significativamente pedagógica  en la explicaión de sus razonamientos.

Debe asimismo destacarse, de nuevo, el riesgo de responsabilidad que supone para los Adminstradores Concursales alterar el orden de vencimiento de los créditos contra la masa. En el caso enjuciado, el Administrador Concursal pagó otros créditos posteriores posponiendo algunos de vencimiento previo de la TGSS, práctica habitual en los concursos, por ejemlo para atender salarios o pago de materias primas o suministros pero que, debe reitarse, puede llegar a comportar la grave consecuencia de tener que responder del importe de los créditos pospuestos.

Por su claridad, reproduzco parte del Fundamento Jurídico Tercero:

“Reiteramos la jurisprudencia contenida también en las reseñadas sentencias, de que las reglas de pago contenidas en el art. 176bis.2 LC , en concreto el orden de prelación, se aplican necesariamente desde la comunicación de insuficiencia de la masa activa para el pago de los créditos contra la masa, y afecta, en principio, a todos créditos contra la masa pendientes de pago. Con ello rechazamos nuevamente la interpretación de que sólo se aplican a los créditos contra la masa posteriores a la comunicación. Se aplican a los ya vencidos y a los que pudieran vencer con posterioridad.

Esta regla de prelación de créditos no deja de ser la solución al fracaso del propio concurso de acreedores, en cuanto que genera más gastos prededucibles que el valor de masa activa y da lugar a un «concurso de acreedores de créditos contra la masa» dentro del propio concurso. Este «concurso del concurso» provoca la necesidad de concluir cuanto antes para no generar más créditos contra la masa y ordenar el cobro de los ya vencidos. Por eso se aplica a todos los pendientes de pago.

Conforme a la propia dicción del art. 176bis.2 LC , la regla del pago a su vencimiento cesa y es sustituida por la del pago conforme al reseñado orden de prelación. El crédito vencido con anterioridad no tiene derecho a ser pagado al margen de dicho orden de prelación, sino que se ve igualmente afectado por este orden, con independencia de que el administrador concursal haya podido incurrir en responsabilidad por no haber cumplido o respetado, antes de la comunicación, el orden de los vencimientos en la satisfacción de los créditos contra la masa, que es la queja que subyace al recurso de la TGSS.”

Acompaño texto de la citada STS de 11de marzo de 2016, Sala 1ª sobre  Crédito contra la masa de la Seguridad Social y orden de pagos tras la declaración de insuficiencia de la masa activa

La Facultad de Derecho de la UB, de nuevo entre las 100 primeras del mundo

Según el QS World University Rankings by Subject 2016, la Facultad de Derecho de la Universitat de Barcelona vuelve a situarse entre las 100 mejores del mundo en la materia, recuperando así las posiciones que ostentaba en 2014.

Me siento pues honorado de pertenecer a su Claustro docente desde hace más de 30 años.

 

World University Rankings by Subject 2016

De nuevo sobre el vencimiento anticipado: planteamiento de cuestión prejudicial ante el TJUE

En un post de ayer daba cuenta de la reciente Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de febrero de 2016 sobre el tema del vencimiento anticipado.

Como explicaba ayer, la Sentencia ratificaba la doctrina de la Sentencia del Pleno de la Sala Primera de de 23 de diciembre de 2015, concluyendo que en caso de nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado prevista en un crédito hipotecario, debía aplicarse lo previsto en el artículo 693 LEC (procedencia de la ejecución hipotecaria si se impagan tres cuotas) y proseguir la ejecución hipotecaria para no privar al deudor de los supuestos beneficios derivados de dicho trámite (tipo no inferior al 75% de la tasación  ex art.682.2.1ª LEC; posible rehabilitación del contrato  ex art. 693.3 LEC; y las posibilidades liberatorias de la responsabilidad ex art. 579 LEC), cosa que, a juicio de la Sala, sucedería si la reclamación se efectuara por la vía del proceso ordinario.

Decía empero asimismo que, particularmente, me convencían mucho los razonamientos del voto particular (en ambas sentencias) del Magistrado Francisco Javier Orduña Moreno, quien aboga por el sobreseimiento de la ejecución con el contundente argumento de que se mire por donde se mire, la continuación de la ejecución hipotecaria representa la consecuencia más perversa para el consumidor. Argumenta asimismo el voto particular, y asimismo suscribo, que la vía declarativa no debe excluir la aplicación de los beneficios apuntados que deben aplicarse extensivamente, también en vía declarativa, en méritos de los principios de efectividad y equivalencia.

Y concluía mi post de ayer con estas palabras:

“Estamos sin duda ante un debate que seguirá vivo en los próximos tiempos. No tengo duda de que la doctrina contenida en el voto particular acabará imponiéndose, tal vez en méritos de una próxima Sentencia del TJUE.”

Pues bien, a través del Magistrado Edmundo Rodriguez y gracias a la encomiable labor divulgativa llevada a cabo por el Letrado Jesús Sánchez a través del grupo Familex (aprovechando estas líneas para tributar justo reconocimiento y agradecimiento a ambos),  he tenido hoy conocimiento de dos cuestiones prejudiciales ya planteadas al respecto. La primera por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Fuenlabrada, mediante Auto de fecha 8 de febrero de 2016, y la segunda planteada por el Juzgado de Primera Instancia 2 de Santander mediante Auto de 8 de marzo de 2016, que os adjunto:

A. 8.2.16 Fuenlabrada 1, cuestión prejudicial vencimiento anticipado

AJPI 2 Santander, plantea cuestión prejudicial vencim anticipado tras STS 23-12-15

 

Como ayer decía, no tengo duda de que, más pronto que tarde,  la aplicación de la doctrina del TJUE acabará imponiendo el sobreseimiento de la ejecución hipotecaria ante la nulidad de la cláusula abusiva de vencimiento anticipado.

 

Nueva STS sobre cláusulas abusivas en materia de vencimiento anticipado.

Acompaño Sentencia de la Sala 1ª del TS de 18 de febrero de 2016, que reitera la doctrina jurisprudencial ya sentada en la Sentencia de 23 de diciembre de 2015. En ambas sentencias ha sido Ponente el Magistrado  Pedro Vela Torres.

No se trata en esta ocasión de una acción colectiva sino individual. Ello no obstante, al igual que en su precedente de 23 de diciembre de  2015, ha sido Ponente el Magistrado  Pedro Vela, y, al igual asimismo que en la ocasión anterior, hay un muy interesante voto particular del Magistrado Francisco Javier Orduña Moreno.

Reiterando el debate ya mantenido en la Sentencia del Pleno de diciembre, el voto particular del Magistrado Javier Orduña razona que la consecuencia del carácter abusivo de la cláusula de vencimiento anticipado no puede consistir (como resuelve la mayoría) en ajustar su aplicación a los parámetros previstos en el artículo 693 LEC sobre vencimiento anticipado (de tres cuotas), sino que en aplicación del principio de efectividad del artículo 6.1, en relación con el artículo 7 de la Directiva 93/13 , y su consideración de norma integrante del orden público económico, dicha interpretación vulnera la doctrina jurisprudencial del propio TJUE .

Por ello el voto particular, que suscribo íntegramente, concluye que la aplicación del artículo 693.2 LEC, tras la declaración de abusividad de la cláusula de vencimiento anticipado que figura en la constitución de la garantía hipotecaria, resulta frontalmente contraria a la citada Directiva 93/13, debiéndose proceder a la declaración del sobreseimiento del procedimiento de ejecución instado con base a una cláusula declarada abusiva.

 

Estamos sin duda ante un debate que seguirá vivo en los próximos tiempos. No tengo duda de que la doctrina contenida en el voto particular acabará imponiéndose, tal vez en méritos de una próxima Sentencia del TJUE.

 

 

Cláusla abusiva. TS, Sala 1ª, sentencia 18 de febrero de 2015